EXPRÉSATE SIN MIEDO A LAS ARRUGAS

EXPRÉSATE SIN MIEDO A LAS ARRUGAS

La vida está llena de emociones que valen la pena expresar, y el miedo a las arrugas no debe ser un impedimento para esto. Las expresiones faciales son las contracciones de los músculos de la cara mediante las cuales manifestamos o reflejamos algún sentimiento o emoción como la alegría, tristeza, ira, duda, incredulidad, entre otros.

Estas expresiones constantemente repetidas causan arrugas que se van profundizando con el tiempo. Es por esto, que se acentúan las líneas de expresión o arrugas en la frente, alrededor de los ojos y la boca que dan un aspecto de envejecimiento. Sin embargo, es posible reducir su apariencia y refrescar la apariencia del rostro.

Pero la solución no es no realizar ninguna expresión, sino tener ciertos cuidados y acciones que puedes hacer para reducir o retrasar la aparición de arrugas en el rostro.

Acá te presento cinco consejos que ayudan a controlar la aparición de estas líneas. Deja el miedo a las arrugas y pon estos consejos en práctica.

  1. Cuida tu piel: Es necesario hidratar la piel todos los días, ya que con los años el cuerpo pierde su colágeno natural, por lo que la piel reduce su elasticidad y en consecuencia resulta afectada.


    Esto sucede a partir de los 20 años. Es por esto, que es necesario cuidar la piel del sol con la aplicación de protector solar todos los días.
    Así mismo, reducir el consumo de alcohol y cigarrillo, llevar una dieta rica en antioxidantes, y aumentar el consumo regular de agua, esto mejorará el tono de la piel y la elasticidad.

  2. Aprende a controlar las expresiones faciales: Una vez que aprendas a controlar los gestos faciales, puedes reducir el aspecto de las arrugas en tu  cara. Esto no implica dejar de hacer expresiones faciales, sino realizarlas de la manera correcta.


    Por ejemplo: cada vez que sonríes, trata de usar las dos esquinas de la boca en lugar de un solo lado, además evita fruncir el ceño, hacer cara triste, malhumorada o enojada tanto como puedas.

    Se consiente de los gestos que realizas a diario.

  3. Realiza ejercicios faciales: Con ciertos  ejercicios de gimnasia facial puedes naturalmente mejorar la apariencia del rostro y reducir las arrugas.Sin embargo, para ver mejoras significativas los ejercicios no deben ser demasiado pronunciados sino de la forma más natural posible para que no se genere el efecto contrario.

    Hacer la manera y el tipo de ejercicio correcto puede funcionar a largo plazo. Cuando masajeas estas áreas específicas, ayudas a aumentar el flujo de sangre, lo que también ayuda a la producción de colágeno en la piel y aumenta su elasticidad.

    Como resultado, la piel comienza a ponerse más tensa y firme, y las líneas y arrugas comienzan a disminuir gradualmente.

  4. Tratamientos antiarrugas: Para tratar las líneas de expresión, existen algunos productos que aceleran la regeneración celular y restauran la elasticidad de la piel y el colágeno de la cara, esto hará que la piel se vuelva un poco más flexible y firme.

    Para notar sus beneficios, es necesario darle un cuidado diario a la piel que vaya desde eliminar el maquillaje y las impurezas de la cara hasta la aplicación de productos como una crema hidratante y rejuvenecedora y otros productos que deben ser recomendados por un médico especialista.

  5. Un poco de ayuda extra: En la actualidad existen diversos tratamientos de medicina estética que pueden ayudar a prevenir y corregir las líneas de expresión o arrugas presentes de manera rápida.

    En Colombia se cuenta con equipos de alta gama, como por ejemplo:

    Microagujas robotizadas con radiofrecuencia que ayudan a rejuvenecer la piel, generando mayor formación de colágeno.

    La aplicación de bajas concentraciones de toxina botulínica y vitaminas, es otra opción,  que ayuda a realzar y rellenar la piel de modo que en poco tiempo las líneas finas ya no serán visibles.

    Existen varios tratamientos que sirven para estos fines, que depende de la necesidad de cada persona, el tipo y color de piel.

Lo ideal es practicar estos consejos desde los 20 años, edad cuando se empieza a reducir la producción de colágeno y elastina y así retrasar los signos del envejecimiento y la aparición temprana de arrugas.

Si ya han pasado los años y estas notando la presencia de arrugas, no dejes pasar más tiempo, nunca es tarde para empezar a cuidar la piel y la apariencia de esta.

Y recuerda lo importante es expresarte y ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *